El compromiso por los Derechos Humanos no se acaba nunca

0
421

«Hace 75 años, el 10 de diciembre de 1948, se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Es como una hoja de ruta, en la que se han dado muchos pasos adelante, pero aún quedan muchos más por dar, y a veces, por desgracia, retrocedemos». Con estas palabras, el Papa Francisco abrió su acostumbrada alocución después del rezo mariano del Ángelus.

Hoy se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, que reunidos en la declaración, sigue siendo un instrumento irrenunciable para construir un mundo más libre, igualitario y justo, así como una brújula para dar respuesta a los desafíos generados por los conflictos, la pobreza, el cambio climático y las nuevas tecnologías.

«El compromiso con los derechos humanos no termina nunca. En este sentido, estoy cerca de todos aquellos que, sin proclamas, en el día a día concreto, luchan y pagan en persona por defender los derechos de los que no cuentan».

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí