Hospital Teófilo Dávila brinda atención integral a pacientes en Unidad de Quemados

0
144
Santiago Salazar, cirujano plástico del establecimiento, recomienda que, en caso de quemaduras se coloque agua fría en la herida y se dirija inmediatamente al hospital, para ser evaluado y atendido según sea necesario. Otros remedios caseros que no sean agua fría pueden causar dolor o daños innecesarios y dificultar el trabajo de los profesionales.

“Mi niño está hospitalizado y la atención ha sido muy buena. Él recibe una atención personalizada las 24 horas del día y me permiten cuidarlo, su proceso de recuperación es muy bueno”, menciona Viviana Reliche, madre del menor.

A causa de un accidente de tránsito el pequeño sufrió quemaduras en su ojo izquierdo. A más de la atención, recibe la medicina necesaria, alimentación y los cuidados médicos. La atención a los pacientes es ambulatoria y luego de la asistencia de los especialistas son dados de alta con su debido monitoreo.

La Unidad de Quemados del Hospital General Teófilo Dávila de Machala recibe a pacientes que han sufrido quemaduras de primer a tercer grado, para lo cual se dispone de seis camas (tres para adultos y tres para niños). Cuenta con el equipamiento necesario y trabaja en articulación con otros servicios como: traumatología y cirugía, especialmente en situaciones como accidentes de tránsito.

La unidad también atiende por consulta externa a pacientes que son referidos desde otros centros de salud, debido a condiciones como cáncer de piel, polidactilias, labio leporino, entre otras.

El tratamiento en el hospital incluye limpiezas quirúrgicas y curaciones con sulfadiazina de plata, injerto de piel, usualmente sacado de la piel del muslo y cultivado para reemplazar la piel perdida. A los pacientes se brinda una dieta alta en proteínas para que el cuerpo se pueda recuperar. La mayor parte de pacientes no presentan cicatrices.

Santiago Salazar, cirujano plástico del establecimiento, recomienda que, en caso de quemaduras se coloque agua fría en la herida y se dirija inmediatamente al hospital, para ser evaluado y atendido según sea necesario. Otros remedios caseros que no sean agua fría pueden causar dolor o daños innecesarios y dificultar el trabajo de los profesionales. Asimismo, el profesional sugiere a los padres de familia evitar que los niños entren a la cocina. «El 80% de los accidentes por quemaduras en niños ocurren allí. Hay fuego, metal caliente, vidrios, cuchillos, y otros peligros”.

Durante el 2022 la Unidad de Quemados realizó 858 visitas hospitalarias, 784 curaciones ambulatorias, 386 curaciones en hospitalización, 113 cirugías, 37 emergencias y 203 interconsultas. En cambio, en lo que va de 2023 se efectuaron 102 cirugías, 171 interconsultas, 550 visitas hospitalarias, 502 curaciones ambulatorias, 243 curaciones de hospitalización y 45 emergencias.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí