Nuevo representante del Consejo de Educación Superior (CES) es de Pasaje, El Oro

0
118
El flamante presidente del CES es un: “Convencido del poder de la educación como movilizador social y motor del desarrollo”, así reza en una de sus presentaciones de las redes sociales –Linkedln- donde forma parte de manera activa.

El PhD Erik Pablo Beltrán Ayala fue elegido ayer como presidente del Consejo de Educación Superior (CES) para el período 2022-2026 luego de ser uno de los ganadores del concurso de méritos y oposición, de la entidad en mención, y con puntaje que raya la excelencia.

La designación no puede estar en mejores manos y el reto asumido por Erick Beltrán Ayala permitirá mejores días para la educación superior.

Beltrán es nacido en Pasaje de las Nieves, ciudad ecuatoriana, la segunda urbe más grande y poblada de la Provincia de El Oro.

Desde pequeño matizó por ser un aprovechado estudiante destacándose en exposiciones, investigaciones y libros leídos. El soporte principal fue su hogar donde le brindaron el afecto, cariño y el puntal necesario para que se comprometiera completamente con su formación.

Proviene de una cuna donde no existió el confort pero si lo necesario para que tenga una niñez, adolescencia y juventud dedicada a la superación personal lo que no desaprovechó.

Aún quedan los gratos recuerdos del colegio Carmen Mora de Encalada donde destacó como persona y dejó establecido su don de gente calificado como extraordinario. Luego llegaron los retos universitarios donde cada uno era mejor que otro.

El flamante presidente del CES es un: “Convencido del poder de la educación como movilizador social y motor del desarrollo”, así reza en una de sus presentaciones de las redes sociales –Linkedln- donde forma parte de manera activa.

Jamás olvida de sus raíces y como tal conoce de las necesidades de la educación y que la gratuidad no es de recibirla sino de darla con responsabilidad asociada a la superación del ser humano como ente principal del crecimiento de un país.

Su empatía será la mejor columna para la tarea emprendida. Buscará ayudar a los demás y mantener una actitud cordial con cualquier persona. Su capacidad de escuchar y ser escuchado permitirá conectar con los intereses para lo que fue elegido.

Se adhiere su amplia experiencia en gestión de educación superior donde no le es esquivo la planificación, regulación y coordinación en conjunto con la Función Ejecutiva y la sociedad ecuatoriana para una educación superior de calidad.

Erik Pablo Beltrán Ayala conoce que alcanzar la excelencia de la educación superior reviste de un proceso global donde ingresan de la mano la formación académica y profesional, con visión científica y humanística. Regularizando el buen vivir, priorizando el norte del desarrollo y marcando un eje entre los establecimientos y el Sistema de Educación Superior.

La epistemología anima a reflexionar, a analizar y a conocer el proceso de construcción del conocimiento, de manera que se acerca de manera directa a dichos procesos constructivos que se integran en el saber, en el acto educativo, en su comprensión, interpretación y explicación.

Por tal motivo, la tarea no es fácil. Se deberá instituir dispositivos y habilidades que fortalezcan la oferta académica en toda la extensión de la palabra. Con sentido de pertenencia y convivencia.

Deberá impulsar habilidades, cánones, procedimientos, esquemas y propósitos que sirvan de conector docente y que aporten de una manera eficiente a la formación académica que tanta falta hace.

Beltrán conoce del tema y su experiencia será el elemento sine qua non para inducir métodos de investigación práctica que servirá de acción para el programa y labor curricular. Aumentar el volumen de cometido asociativo en todas las Instituciones de Educación Superior será la parte neurálgica en lo administrativo donde la eficiencia tendrá que ser su leal compañera.

La taxonomía de Bloom será el marco referencial que debe regir y emplear para fijar, de forma clara y concisa, los objetivos formativos. Será el referente para lo que persigue.
Promover, solucionar, consolidar, contribuir, innovar, crear, atender, participar, entre otros, que transgredan en el logro de la excelsitud en la educación superior mediante la formación académica y profesional.

El camino es largo pero con entereza, visión científica y humanística se puede acercar al éxito que busca a gritos la instrucción prócer.

Beltrán Ayala enfatizó sobre el trabajo que está pendiente en el sistema de educación superior. Se comprometió escuchar a los estudiantes y en especial su voz que sirva para la toma de decisiones. Argumentó estrechar la sinergia entre la academia, el sector productivo y empresarial, la sociedad y el Estado.

Con estos lineamientos empieza el nuevo rostro del Consejo de Educación Superior (CES) el PhD Erik Pablo Beltrán Ayala quien puso en marcha su visión y misión.

De la pluma de: Antonio Rodríguez Pazos, Máster en Periodismo con Mención en Periodismo Digital y Gestor en Proyectos Multimedia

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí