Para el 2035 se prepara el primer partido de fútbol en la Luna

0
609
Un balón chutado volaría unas seis veces más lejos que en la Tierra, por lo que los expertos del Instituto de Ingeniería y Tecnología del Reino Unido creen que el juego de toque o 'tiki-taka' no tiene futuro en nuestro satélite. https://t.co/v3mFMpsGR5

En el año 2035 podría jugarse un primer partido de fútbol en la Luna, según lo estima un panel de científicos británicos reunidos en el Instituto de Ingeniería y Tecnología de Reino Unido (IET, por sus siglas en inglés), que el último martes publicó su visión sobre cómo cambiaría la práctica del deporte rey en las condiciones de nuestro satélite natural.

Los especialistas han creado el primer reglamento de fútbol lunar, donde se establece que se trataría de un juego cinco contra cinco con cuatro tiempos de 10 minutos de duración, descansos de 20 minutos y una cancha de un tamaño ocho veces menor que su variante terrestre para evitar el agotamiento de los jugadores.

Como la gravedad en la Luna es seis veces menor que en la Tierra y no hay resistencia del viento, la pelota se comportaría de forma completamente diferente. En particular, un balón chutado volaría a una velocidad igual que en la Tierra, pero llegaría unas seis veces más lejos, por lo que los expertos del IET vaticinan la vuelta de la época de pases largos de los años ochenta en lugar del ‘tiki-taka’ o juego de pases profesado por el técnico español Pep Guardiola.

Los futbolistas tendrían que ponerse trajes especiales dotados con sistemas de enfriamiento y de calefacción, ajustados a la temperatura lunar y provistos de un dispositivo para absorber el sudor. Asimismo, se verían obligados a llevar casco con dispositivos de comunicación con el entrenador y el resto del equipo. Para garantizar la seguridad de los participantes, quedarían prohibidas las entradas y los cabezazos, mientras que la posesión de pelota solo podría ganarse a través de intercepciones.

En cuanto al árbitro, permanecería en un campamento y aparecería en el campo de forma de holograma, debido a la estrechez del espacio. El balón sería 1,5 veces más grande, con marcas en blanco y negro que favorezcan visibilidad, mientras que el arco se extendería 1,5 veces más a lo ancho y 1,2 a lo alto, en correspondencia con el tamaño de la pelota, y teniendo en cuenta que es más fácil saltar en la Luna.

El terreno de juego debería prepararse mediante el uso de la técnica de impresión denominada sinterizado selectivo por láser, de tal forma que un haz luminoso se dispararía contra la superficie lunar para fundir pequeñas partículas y formar de ellas una sola capa sólida. Los ‘visionarios’ del IET aseguran que este método permitirá evitar que los jugadores se lesionen por la erosión del campo.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí