Teología de la calle: Bicentenario Cultural y Sinodal

0
146

Por: Padre Vicente Aníbal Romero Peña.

Al celebrar con alegría estos 200 años de la fundación de Machala, debemos retomar nuestras historias. Como fueron nuestros barrios, como se organizaban las esquinas con la gente, contar las tertulias, los pasillos, las kermes, los bazares, las orquestas, los sainetes.

Tenemos que revivir la belleza multicultural de la ciudad de Machala, es decir buscar las expresiones de la cultura afro, de la cultura indígena, de la cultura multa. No podemos reducir el bicentenario a cantantes.

El ambiente festivo debe fortalecer nuestras tradiciones machaleñas.

Aprovechar este ambiente del Bicentenario para forjar un camino de hermandad, un sendero de esperanza. Acompañar y rescatar a las personas vulnerables, creando centros de acogida o apoyando los ya existentes.

Bicentenario que solo se queda en el nombre y que no tiene una proyeccion social.

Que este Bicentenario fortalezca las familias, ayude a los pobres, a los jóvenes, la ecología.

Necesitamos que la Alcaldía, el Consejo Provincial, la empresa privada, las Iglesias articulen programas de atención social, formación, capacitación y acompañamiento para los emprendimientos, centros de formación y capacitación con carreras tecnológicas.

Programas de participación e integración con los jóvenes.

En los barrios implementar la cultura del reciclaje para el tratamiento integral de las basuras.

Esperamos que este Bicentenario sea un impulso para hacer un cambio real.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí