Teología de la calle: Ecuménico y sinodalidad

0
412
Ser Sinodal y ECUMÉNICO es el reto en un mundo globalizado.

Por: P. Vicente Aníbal Romero Peña

En tiempos de SINODALIDAD, es justo y necesario descubrir los signos de estos tiempos, como eclosión del Espíritu Santo. El caminar juntos, implica en muchas ocasiones compartir experiencias desde otras formas de vivir el evangelio. Ser ECUMÉNICO implica una doble fidelidad a Dios y al ser humano, que se traduce más colectivamente en fidelidad a lo fundamental que es el encuentro con Jesucristo.

Todos los documentos de la iglesia pueblo de Dios, están en sintonía permanente con el diálogo, el encuentro, la reflexión, revisión, confrontación, discusión, discernir cómo ejercicio de escucha y escrutar la voluntad de Dios y la voluntad del ser humano.

Es el momento de percibir no infantilmemte, cual puede ser el llamado a renovar, cambiar actitudes, comportamientos, que no estén en consonancia con el querer de Dios.

Una mente sinodal, ecuménica no puede colocarse de espaldas a las condiciones sociales, políticas, económicas, etc. Por el contrario debemos ofrecer el dinamismo de transformadores, que como evangelizadores estamos llamados.

Ser Sinodal y ECUMÉNICO es el reto en un mundo globalizado.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí