Teología de la calle: El triunfo de la demagogia

0
252

 

Por: P. Vicente Aníbal Romero Peña

Los hombres y mujeres de este lindo cosmos, nos quedamos atónitos, frente a los acontecimientos políticos de nuestra Patria grande.

El pueblo pobre, la clase media de América Latina, ante el discurso mesiánico de cualquier político mediocre, se confunde, porque la desesperación y el desencanto de la casta política, que siempre manipula, elige para presidente, quien le ofrezca mesianicamente, la solución a sus problemas económicos.

El Fetiche de que dar pan (religión,) y circo (fútbol), continúa. El tótem que atrae a todos es el dinero $, se vuelve una abominación desoladora, porque quiere reemplazar a la vida y vida con dignidad. Es por ello que como personas conscientes, debemos despertar de la enajenación en que nos han sometido las diferentes castas. Es la hora de responder desde las bases organizadas, con el principio de Esperanza.

La verdadera acción política incluye un despertar, necesitamos formación integral para un desarrollo total del ser humano, y que las castas que siempre han usurpado el poder, mediante la falacia de la democracia, entren en una conversación personal y total, como nos recuerda el Documento de Aparecida en el número 373.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí