Teología de la calle: Monseñor Gerardo Valencia Cano, Obispo de Buenaventura-Colombia

0
98
Padre Vicente Romero Peña

Por: P. Vicente Aníbal Romero Peña

Hace 49 años, Mons. Gerardo Valencia Cano, en un accidente aviatorio perdió la vida. Fue el 21 de enero de 1971 donde el gran defensor de los negros, indios y pobres partía a la casa del padre.

Mucho se dijo sobre este accidente, que fue un atentado de parte de los grupos poderosos de Colombia y de la CIA, queda en interrogante hasta el día de hoy.

Que podemos decir en la actual coyuntura mundial del pensamiento social y misionero de esta gran obispo latinoamericano.

Monseñor Gerardo Valencia Cano, fue obispo del departamento del Vaupes en Colombia, ahí compuso el himno del departamento. En este lugar, el 95% de la población es indígena, donde sobreviven más de 20 etnias, entre ellas está la de los tucanos. Y en el himno de este departamento o provincia dice lo siguiente:
«SOY TUCANO DE LA SELVA,
UN HERMANO DEL TUCÁN,
SOY TUCANO SELVA MÍA,
Y TE QUIERO CON FUROR,
YO POR TI MORIR PODRÍA,
Y ME MUERO POR TU HONOR».

En la letra del himno nos podemos dar cuenta su identidad indo-colombo-latinoamericana. Fue un pionero de rescatar las raíces indígenas de su país y por ende de valorizar a los indígenas de América Latina.

Podemos decir que en la actual coyuntura de América Latina el pensamiento de Monseñor Gerardo Valencia Cano, influenció a todos los gobiernos progresistas de América Latina, para que el indígena fuera tomado en cuenta y participara «en las grandes decisiones» de cada pais.

Podemos decir que para Colombia la Ley 70 que ayudó a los afrocolombianos a participar e involucrarlos en el desarrollo sostenible de su país. En Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil, Chile, Argentina, Bolivia, etc., el pensamiento de Valencia logró influir para que las constituciones y programas valorizaran a los indígenas.

Todo este proceso de transformación social -evangélica se inició a partir del Concilio Vaticano II, donde priorizaban las realidades y las situaciones sociales como un lugar teológico. Luego las reuniones del episcopado de América Latina fueron aterrizando en cada país, las opciones fundamentales por los indígenas, los pobres, la familia y la ecología.

Su pensamiento social apunta a cuatro realidades:
– EQUIDAD SOCIAL.- En América Latina y el mundo se desarrolla una iniquidad brutal, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. El problema es la corrupción de izquierda o derecha, es el abuso brutal, salvaje, perverso de quienes tienen el poder y no permiten que los pobres que puedan asumir responsabilidades directas de la transformación social lo hagan. Y una población cada vez más permisiva, más floja que no se esfuerza por mejorar.
-LA CORRUPCIÓN.- Este mal es el cáncer de la sociedad, el capitalismo a logrado influir en la sociedad que todo es dinero, que el dinero es lo más parecido a la felicidad. Por tanto cuando una persona de cualquier condición social llega a un puesto público o privado lo que desea es enriquecerse de manera inmisericorde.
– LA POLÍTICA.- La política se ha prostituido, es el arte de servir, de gobernar bien, pero vemos en América Latina el deseo de utilizar la cosa pública para fines individualistas y fines de grupos hegemónicos que atrofian la verdadera participación política.
– LA RELIGIÓN.- La religión viene del latín religare que significa volver a unir. Volver a unir lo humano con lo divino, pero en la actualidad las religiones se han convertido en su mayoría en grupos mercantilistas, su afán principal es ofrecer bienestar religioso por dinero. Y en ello tenemos las religiones electrónicas, las religiones de la prosperidad, del satanismo, de la alegría superficial y del estar bien como sea.

Todo esto Gerardo Valencia Cano, lo avisoró como un profeta, porque un profeta no es un adivino sino que es una persona que lee los signos de los tiempos. Pensamiento eclesial misionero. Fue un pionero en llevar el evangelio, su postulado misionero fue una iglesia en salida, su paradigma fue la misión, la incultura.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí