Tras rezar el Ángelus el Papa Francisco pide un alto el fuego en Gaza

0
439

«Por favor, deténganse en nombre de Dios: ¡alto el fuego!». La súplica del Pontífice tras el rezo del Ángelus dominical fue por la «grave situación en Palestina e Israel, donde tantas personas han perdido la vida». Su esperanza es «que se busquen todas las vías para que se evite absolutamente una ampliación del conflicto, se pueda socorrer a los heridos y la ayuda llegue a la población de Gaza, donde la situación humanitaria es muy grave».

La fuerza de decir «basta» para proteger a los niños

El pensamiento del Santo Padre se dirigió sobre todo a los niños, a los muchos que aún son rehenes de Hamás – para «que vuelvan con sus familias», tal como espera Francisco – y a los implicados en todos los aspectos trágicos de este conflicto y de otros en todo el mundo. “Sí, pensemos en los niños, en todos los niños implicados en esta guerra, así como en Ucrania y en otros conflictos: así se está matando su futuro. Recemos para tener la fuerza de decir ‘basta’»

Pensamientos por Nepal y los refugiados afganos en Pakistán

La cercanía del Pontífice se dirigió también a la población de Nepal, donde el pasado viernes un terremoto en el noroeste del país causó más de cincuenta muertos, dejando a miles de personas sin hogar, y «a los refugiados afganos que han encontrado refugio en Pakistán, pero que ahora ya no saben dónde ir».

El gobierno de Islamabad, de hecho, ha ordenado al millón setecientos mil afganos que viven ilegalmente en Pakistán que abandonen el país, para no ser detenidos e internados en centros construidos por el gobierno.

Oración por las víctimas de las inundaciones en Italia

El Papa Francisco rezó «por las víctimas de las tormentas e inundaciones, en Italia y en otros países». Toscana es la región más afectada, con siete muertos por el mal tiempo, casi cuatro mil operaciones de rescate y dieciséis mil consumidores de electricidad desconectados.

Escribe aquí tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí